Pasar al contenido principal

5 sitios turísticos del Perú que parecen sacados de la imaginación

5 sitios turísticos del Perú que parecen sacados de la imaginación
25 / Feb / 2020

No sé si fue el azar o el destino, pero cuando visité los sitios turísticos del Perú me sentí afortunada. Allí la naturaleza se desborda junto con su gastronomía y su gente amable.

Este texto es una bitácora de mi travesía.

 

 

  • Machu Picchu: el top de los sitios turísticos del Perú

    Mi viaje por los sitios turísticos del Perú estuvo inspirado por Machu Picchu.

    Esta zona arqueológica fue la ciudad perdida de los incas y se recorren más de 140 edificios.

    Antes de ir recibí varias recomendaciones. La más valiosa resultó ser: “Debes tener buena condición física” y fue cierto porque implicó caminar entre montañasa a una altura que te costaba respirar. 

  • Las montañas aquí tienen 7 colores

    Como ya estaba en Cusco aproveché para conocer la Montaña de los 7 colores. Sus laderas están pintadas de rojo, morado, verde, amarillo, rosa, entre otros.

    Se puede contratar un tour pero yo decidí ir por mi cuenta. Eso sí, implicó caminar varias horas. Primero tomé un bus a Sicuani y luego un colectivo a Quesiuno. Después emprendí el camino a pie. La belleza del entorno hizo que cada kilómetro valiera la pena.

     

  • Líneas de Nazca: el freak de los sitios turísticos del Perú

    Para mí, las Líneas de Nazca son uno de los sitios turísticos del Perú más intrigantes.

    En primer lugar, están en el medio de un desierto (¡¿quién dibuja grandes figuras en el medio de un desierto?!).

    Todavía no se sabe cómo las hicieron. Lo más raro es que se realizaron de un solo trazo, pareciera que un gigante las dibujó con una ramita.

    Tan solo llegar es alucinante. Hay que tomar un avioneta desde la ciudad de Nazca. Yo hice el vuelo de media hora en el que se conocen 13 líneas.

     

  • Lima: la coqueta de los sitios turísticos del Perú

    Alguien me dijo: “Si realmente quieres conocer los sitios turísticos del Perú, debes visitar Lima”.

    En primer lugar, es una de las capitales gastronómicas de Latinoamérica. Sobre todo me gustó la leche de tigre, forma poco común para llamar el juguito que queda del ceviche.

    Después, me encantó que la ciudad tuviera salida al mar. En sus playas intenté surfear pero el equilibrio no es lo mío así que me fui al Centro Histórico.

    Por eso, después de mi frustrado intento con el surf, decidí que era una cuestión de honor buscar alguna actividad extrema en los sitios turísticos del Perú.

    Realizar bungee jumping fue la solución. A pocos minutos de Cusco, se construyó una torre especial de 122 metros. Estuve a punto de arrepentirme a medio camino, pero me decía: “Si ese muchachito que está delante salta, tú también lo harás”.

    Al final, no me arrepentí. Me lancé al vacío, extendí los brazos y disfrute de un escenario natural inolvidable.

    Tengo que reconocer que después de visitar los destinos turísticos del Perú, regresé cansada pero feliz. Sin duda, es un viaje que repetiría, tal vez en unas vacaciones en familia.

  • Star
  • Star
  • Star
  • Star
  • Star